Planificando un sistema nuevo y económicamente moral

El sistema económico regente está enfermo y decayendo. No puede cumplir con las necesidades de la humanidad. El lapso entre el rico y el pobre se está agrandando más y más lo que ha llevado a aumentar el sufrimiento de las masas.

Las soluciones que pueden curarlo han sido ignoradas. Es tiempo para re-evaluar las conjeturas fundamentales que sirvieron para construir el sistema y así reemplazarlas con sistemas más humanos, morales y espirituales. Necesitamos construir un sistema económico apto para ayudar a la humanidad a lograr su objetivo de tener una civilización progresiva, en un mundo donde no hay lugar para injusticia económica en la cual la gente pueda tener todas las necesidades de la vida con el fin que vivan en paz y logren satisfacer sus vidas. Un cambio de pensamiento es necesario. Esta website (red) tiene como objetivo proveer cierta percepción y sugerencias para dar los pasos necesarios y así cementar la fundación de un futuro económico mejor.

Tenemos las soluciones y la tecnología para construir un nuevo sistema; todo lo que necesitamos es determinación y voluntad. Cada persona tiene el poder innato para contribuir. Ahora es el tiempo de acción. Esta es nuestra hora decisiva.

He creado esta red como una fuente de información poniendo un énfasis en el aspecto moral y espiritual de la economía donde se discuten ideas inspiradas en la espiritualidad. Espero que el visitante encuentre mis blogs y recursos útiles y le dé fortaleza para actuar y darse cuenta de la increíble fuerza que tenemos como individuos para transformar la sociedad en todo sentido, incluyendo los caminos económicos.

Se necesitan acciones prácticas y morales diariamente

El Baha´i y otras escrituras religiosas establecen claramente que nuestras vidas económicas no se encuentran separadas de nuestras vidas espirituales. Nuestros valores espirituales, cuando se reflejan en nuestro comportamiento diario, nos cambian personalmente y, a su vez, cambian nuestras actividades económicas, lo que conduce a un cambio en la sociedad. Los valores humanos, tales como la veracidad, la honestidad, la honradez y la justicia son la base de una fundación sobre la cual el futuro sistema económico podrá establecerse

“La vida económica es el ámbito para la expresión de la honestidad, la integridad, la confiabilidad, la generosidad y otras cualidades del espíritu. El individuo no es meramente una entidad económica interesada en sí misma, que se esfuerza por reclamar una porción cada vez mayor de los recursos materiales del mundo.”

— La Casa Universal de Justicia, 1 de marzo de 2017

Ya que no tenemos el nuevo sistema económico establecido aún, podríamos pensar que no podemos hacer nada para llevarlo a cabo y que debemos esperar por su llegada.

Sin embargo, eso no es realmente verdadero. Hay tanto que podemos hacer como individuos en nuestras comunidades que es económico en su naturaleza y que podemos ejecutarlo sin darnos cuenta que estamos participando en una actividad económica. Nuestra participación establecerá un buen ejemplo para el resto del mundo y al mismo tiempo preparará las bases para el día en que el nuevo sistema entre en vigencia.

Vivimos en tiempos muy confusos especialmente después de la caída financiera del 2008 la cual casi destruyó todo el sistema económico y forzó a los gobiernos a tomar medidas desesperadas para salvar el sistema y evitar un caos universal. Eso fue causado por la codicia descontrolada lo que llevó a una destrucción que sólo la falta de moralidad puede crear.

Nuestras crisis no han sido desviadas — Solamente pospuestas

Lamentablemente la lección no se aprendió y la gente a cargo y el sistema mismo actúan como si nada hubiera pasado y continúan los asuntos como de costumbre, hecho que nos llevará a situaciones más desastrosas. La gente se encuentra más asustada e insegura acerca de su futuro económico y se preguntan que va a suceder, sin darse cuenta de cuanto poder tienen para cambiar las actitudes en relación al sistema económico existente. Es cierto que el campo económico puede ser confuso; incluso los economistas mismos están a menudo muy confundidos. La mayoría de los economistas han tratado lo mejor que puedan para mejorar la condición económica. Aún así la confusión sigue creciendo cada día ya que ellos no compredieron (no han comprendido) la estación y el destino como el factor más importante en el sistema económico: el hombre y la mujer. No comprendieron que la civilización material y espiritual actuan juntos y que hay necesidades que deben armonizarse entre la ciencia y la religión. Ni tampoco entendieron el significado de la unidad de la humanidad como la herramienta principal de la prosperidad. No proveyeron lugar a las metas espirituales y las aspiraciones de la humanidad.

Mi esperanza es que esta red le permitirá a usted obtener un mejor entendimiento de los factores económicos y le dará fuerza para actuar y participar en el campo económico con confianza y una creencia subyacente que juntos estamos aprendiendo como poner los cimientos para una prosperidad global y el establecimiento de una asociación cooperativa.

Usted podrá encontrar mis libros y como también cientos de materiales escritos por otros individuos con ideas afines en La página de Recursos. Esta red es en español también. Hay algunos materiales en hindi y persa. En el futuro espero que pueda agregar mas idiomas y traducir más materiales.

Si tiene preguntas o ideas y materiales para compartir, tome la libertad de escribirme a: bshams@telus.net